sábado, 9 de abril de 2011

Policía se compromete a extremar la vigilancia para evitar taxis piratas y a facilitar la recogida de viajeros


Tras las declaraciones del sr. ALCALDE Y EL sr.VILLABONA en tiempos de crisis es una provocación y un atropello hacia el colectivo de asalariad@s del taxi que somos 1052 compañer@s a que nos sanciones por trabajar quieren que el sector paguen las horas exstra de la POLICIA LOCAL PARA SEMANA SANTA.

MÁLAGA

Tras el incidente producido este pasado jueves, que ha dejado sin servicio de taxis a la ciudad de Málaga, la Policía Local se ha comprometido este viernes a extremar la vigilancia de lunes a viernes en el entorno de la estación Málaga-María Zambrano para evitar el intrusismo y la piratería, así como a facilitar la recogida y dejada de viajeros.

Así, un representante del Instituto Municipal del Taxi y otro de la Policía Local revisarán periódicamente las denuncias de tráfico generadas por el vehículo policial con cámaras que se consideren dudosas, según el acuerdo adoptado este viernes tras la reunión mantenida entre representantes policiales y municipales y del sector.
Según este acuerdo, la Policía Local inspeccionará las paradas turísticas en horario autorizado para detectar vehículos estacionados indebidamente, así como todas las veces que lo requieran los propios taxistas para evitar las paradas y estacionamientos de coches particulares que impidan su trabajo, utilizando, en caso necesario, el servicio de grúa.

De igual modo, la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Málaga (Espam) impartirá cursos de perfeccionamiento y especialización en materia de legislación de transportes públicos. Por su parte, las partes implicadas han acordado convocar dentro de un mes una reunión de seguimiento.

El sector protagonizó este jueves una masiva movilización por diferentes puntos de la ciudad tras un nuevo incidente con la Policía Local en el exterior de la estación de tren, con el objetivo de denunciar lo que consideran un "acoso" por parte de este cuerpo. "No somos un sector para la recaudación municipal", ha advertido el presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), Rafael García.

El incidente entre unos taxistas y dos agentes de la Policía Local provocó que prácticamente no hubiera servicio desde pasadas las 19.00 horas de este jueves hasta las 00.30 horas de este viernes, ni tampoco desde las 08.00 a las 14.00 horas.

De la torre
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, después de la reunión mantenida por responsables policiales y del Ayuntamiento y del sector del taxi, ha asegurado que "vamos a cumplir" los compromisos adoptados.
Según el regidor, esta cuestión conlleva cierta "dificultad"; sin embargo, "con el diálogo nos entendemos todos mejor", añadiendo a los periodistas que "detrás de todo esto están los problemas económicos que la crisis genera en el sector".

"Los malagueños usamos menos taxis y el sector lo nota", ha reconocido el alcalde, por lo que el propósito es "intentar hacer un esfuerzo por nuestra parte" para que, entre otros aspectos, haya una mayor "flexibilidad" a la hora de poner las multas.

De la Torre ha incidido en que el taxi "es un servicio público muy necesario y queremos que el sector esté lo más feliz posible". Aunque ha subrayado que la Policía Local tiene que cumplir las ordenanzas, "hemos pedido que lo haga siempre de forma amable, con una sonrisa".

Al respecto, el primer edil malagueño ha abogado por crear "un clima de comprensión y de diálogo, en el que cada uno comprenda el papel de la otra profesión, los policías a los taxistas y los taxistas a los policías".

Asimismo, ha señalado que desde el Ayuntamiento "nos esforzamos, y el sector lo sabe, por traer más clientes a Málaga", a través de la organización de congresos, acontecimientos deportivos o culturales, etcétera.

Por su parte, el presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi ha indicado que, durante el mes dado hasta la próxima reunión, el sector comprobará que se cumplen los compromisos adoptados.

"El sector quiere ver hechos y, con la crispación que tiene, va a estar muy pendiente de que todo se lleve a cabo en los términos acordados", ha manifestado a Europa Press el representante de los autónomos del taxi.

El presidente de Taxi Unión, Francisco Soria, al ser preguntado por si este problema, efectivamente, está relacionado con la situación del sector ante los efectos de la crisis económica, ha dejado claro que "no tiene nada que ver".

En este punto, Soria ha expuesto que la cuestión es "la actitud bastante desagradable de algunos miembros de la Policía Local, que no muestran sensibilidad ninguna hacia el sector, machacándonos con denuncias". Precisamente, el responsable de Aumat ha apuntado que "no estamos en contra de la Policía, pero en materia sancionadora no se nos debería tratar como se nos está tratando".

Soria ha comentado que lo que ha detonado "esta situación de crispación" es que "cuando un taxista está dejando a una persona en un sitio no puede estar preocupado por si pasa el coche policial con cámaras y le pone una multa de 200 euros", así como "la prepotencia de ciertos policías locales, que no nos tratan bien".

Seguidores